A partir del 6 mes de edad, el niño necesita además de la leche materna y/o leche de formula, otros alimentos para satisfacer los requerimientos de energía y nutrientes. En esta edad es necesario iniciar la alimentación complementaria se trata de un proceso de introducir  otros alimentos que van a cubrir requerimientos de calorías, y algunos nutrientes específicos como proteínas, hierro, zinc, Vitamina A,C y D indispensable para un adecuado crecimiento y desarrollo.

¿A qué edad debe iniciarse la alimentación complementaria?

La mayoría de organismo nacionales e internacionales encargado de la salud de los niños, recomiendan a partir del 4-6 mes de edad debido a que en este momento el niño ha alcanzado el grado madurez y desarrollo que le permite consumir otros alimentos diferentes a la leche materna y/ formula infantil sin riesgo para la salud

Razones de iniciar alimentación complementaria a los  4-6 meses de edad?

Aparición de alergias: La introducción de alimentos diferentes a la leche materna o formula láctea, expone al niños nuevos antígenos o cambios en la flora digestiva con repercusión en el equilibrio inmunológico intestinal. La lactancia materna  juega un papel fundamental en la prevención de las alergias, se recomienda que la introducción de alimentos sea gradual, un alimento nuevo cada 3 días para identificar si el bebe presenta alergia algún alimento especifico

Maduración Renal : A los 6 meses de edad,  el riñón del lactante ha alcanzado un mayor proceso de maduración, por lo que a partir de ese momento ya puede ofrecerse al niño otros alimentos fuentes de proteína como carne, pollo sin ningún riesgo.

Producción enzimática y capacidad gástrica: La digestión de proteínas, grasas y carbohidratos dependen en gran medida de las enzimas digestivas, especialmente de las enzimas pancreáticas. A partir del 6 mes estas enzimas han alcanzado niveles optimo en el lactante que le permite una adecuada digestión y absorción de los diferentes nutrientes.

No agregar, azúcar, sal en los alimentos y evitar alimentos con mucho sodio como : caldos concentrados, sopas envasadas, embutidos y enlatados