Qué es el BPL1

La definición de la FAO/WHO (2002) de probióticos únicamente incluye a los microorganismos vivos, que al ser administrados en cantidades adecuadas confieren un beneficio al huésped. La microbiota intestinal o la flora que tenemos a nivel intestinal  y los probióticos producen un efecto positivo para la salud regulando las funciones inmunológicas del individuo y protegiéndolo de infecciones y procesos de inflamación crónica. Hay estudios que señalan a la microbiota intestinal como un nuevo factor que podría estar implicado en la regulación del peso corporal y las enfermedades asociadas a la obesidad. Por ello, la manipulación intencionada de la microbiota intestinal a través de la dieta se propone como una posible nueva herramienta para prevenir o modificar el riesgo de obesidad y, en particular, las enfermedades metabólicas asociadas a ésta. Datos recientes indican que la población de microorganismos residentes en el intestino, puede influir sobre la absorción de nutrientes y el almacenamiento de energía.

En este sentido, se han atribuido numerosos efectos beneficiosos a cepas de la especie Bifidobacterium animalis subsp. lactis (BPL1) en relación con el tratamiento o prevención de sobrepeso y obesidad, así como con sus enfermedades asociadas.

También puedes leer: La importancia del DHA en la alimentación infantil.

Se ha visto que, la cepa BPL1, además de reducir la grasa corporal, presenta capacidad para inducir saciedad, reducir el apetito y aumentar la capacidad de resistencia al estrés oxidativo en mamíferos tras su ingesta. Adicionalmente, la cepa BPL1 reduce la concentración de colesterol total y triglicéridos en sangre, además de reducir la concentración de glucosa y algunos marcadores de inflamación. Todo ello lleva a concluir que los efectos de la cepa BPL1 en el control del sobrepeso, esto es, en el tratamiento y/o prevención de la obesidad y las enfermedades asociadas es efectiva y superior a otras cepas de la misma especie conocidas.

Efectos del BPL1:

Se ha observado que administrar BPL1 en los bebes, tiende a cambiar la composición corporal hacia un menor contenido de masa grasa y un mayor contenido de masa magra y agua. Recordemos que en la masa magra están los músculos, que son importantes para el crecimiento adecuado del bebé, por lo tanto, no existe una disminución de peso, sino que se reducen la cantidad de adipocitos, previniendo así el sobrepeso y la obesidad infantil.

Publicidad-Nutriben-Crecimiento
Publicidad-Nutriben-Crecimiento