¿Por qué es importante el ARA en la alimentación infantil?

Como vimos, los ácidos grasos o lípidos poliinsaturados son importantes para el desarrollo del sistema nervioso y visual del bebe. Aunque se ha hablado mucho sobre el DHA, el ARA también es un ácido graso que hace parte de la familia de los omega 6 y trabaja de manera conjunta con el DHA para permitir el adecuado desarrollo cerebral y visual del bebe.

Al ARA representa el 50% de los ácidos grasos omega-6 del cerebro y un 60% de los de la retina. Es válido entonces el mismo argumento sobre su crítica importancia en el desarrollo infantil. Adicionalmente, el ARA es crítico para el crecimiento, es un precursor de sustancias que regulan la inmunidad y también de aquellas que regulan las células del organismo humano.

También puedes leer: ¿Por qué es importante el DHA?

Después del nacimiento y hasta los 3 años se considera un periodo crítico para el desarrollo cerebral del bebé y por lo tanto para el desarrollo cognitivo y visual, es por esto que su cerebro se desarrolla rápidamente y necesitará del aporte adecuado de ácidos grasos poliinsaturados ya sea de la leche materna o de la alimentación complementaria con fórmulas infantiles.


El ARA y el DHA se consideran nutrientes condicionalmente esenciales en los primeros meses de vida y, desempeñan un papel crucial en la estructura y la función de los tejidos, la función inmunitaria y el desarrollo del cerebro y la retina durante la gestación y la primera infancia. Las fuentes alimentarias de ARA y DHA son necesarias para mantener los niveles de estos dos ácidos grasos en los bebés y los niños pequeños dada su capacidad limitada para convertir sus precursores, en ARA y DHA respectivamente.