A medida que pasan las horas nos vamos habituando a la cuarentena en familia provocado por el avance del coronavirus en nuestro país. Tras varios días de confinamiento, los recursos para entretener a los niños, en algunos casos, empiezan a escasear y el aburrimiento comienza a apoderarse de ellos.

El tiempo en casa ha dado paso al estrés de la vida diaria, la conciliación, así que nuestro gran aliado en esta alerta sanitaria es la rutina y la comunicación. En el post de hoy te damos algunos consejos para poder llevarlos a cabo con todos los miembros de la unidad familiar mientras dure el confinamiento.

1. Intentar seguir una rutina: ees importante procurar prefijar cada día las tareas, así como mantener todas las rutinas y hábitos que sean posibles dentro de la cuarentena: horarios de comidas y sueño, actividades escolares de los niños, etc. También es conveniente planificar momentos lúdicos entre padres e hijos (ver películas, juegos de mesa, etc) incluso añadir algún incentivo dentro de la rutina que procure una motivación extra. Tampoco debemos olvidarnos de fijar y respetar los espacios individuales para cuando necesitemos desconectar.

2. Evitar el exceso de tecnología: los dispositivos electrónicos suponen una gran ayuda para que se distraigan del confinamiento a los más pequeños de la casa. Sin embargo su uso excesivo conlleva ciertos riesgos, sobre todo para los menores que las utilizan desde muy temprana edad. De hecho su abuso, junto con un inapropiado descanso, puede llegar a afectar a su desarrollo cognitivo.1 Por lo tanto, la tecnología como vehículo educativo y de entretenimiento para los niños está bien en este tiempo de alerta sanitaria, pero sin que llegue a copar la mayor parte del tiempo del niño ya que existen otras muchas alternativas de ocio como las manualidades, la música o la lectura.

3. La cuarentena es un buen momento para que todos los miembros de la casa colaboren con las tareas del hogar, echen una mano en la cocina a los padres, coloquen sus juguetes o ayuden a poner la mesa antes de las comidas.

4. Fomentar la comunicación: la comunicación entre padres e hijos mejora las relaciones familiares. Por eso es fundamental durante la cuarentena que los padres generen uno o varios espacios de diálogo en un lugar determinado de la casa para poder compartir historias, consejos o simplemente escuchar. Además este espacio puede ser ideal para realizar diversas actividades y pasar un rato agradable en familia. Todo esto ayudará a reforzar los lazos de confianza y olvidarnos del confinamiento.

5.  Explicarles la situación: la alerta sanitaria por el coronavirus está poniendo en jaque nuestra salud física, pero también la mental; y nuestros niños no están exentos de sufrir episodios de estrés. Su rutina diaria se ha interrumpido con la cuarentena y no pueden bajar al parque o salir a jugar con sus amigos. Por ello los pediatras y psicólogos consideran que es necesario y positivo para el niño que los padres le expliquen cómo afecta el coronavirus a su vida diaria.

6. Es importante no esperar a que tu hijo te pregunte sobre el coronavirus para hablarlo, sino ofrecerle la información siempre adaptándolo al lenguaje de su edad e incluso recurriendo a su tipo de comunicación, como son la fantasía o los dibujos.

7. En estos momentos repletos de incertidumbre, Nutribén® quiere ayudarte a solventar tus dudas sobre el coronavirus, sobre el desarrollo o alimentación de tu bebe

8. Recuerda que mantener una actitud optimista, seguir unos hábitos, apoyarse en la familia y acudir a fuentes de información contrastadas nos ayudarán a reducir nuestros niveles de estrés en esta alerta sanitaria. Con el actual ritmo de vida frenético perdemos muchas oportunidades de pasar tiempo en familia así que ¡intentemos disfrutarlo!

#yomequedoencasa #frenalacurva