Escuela Para Madres – capítulo 2: el cólico en los bebés

En Nutribén® Colombia seguimos con nuestra serie de Escuela Para Madres donde resolvemos dudas que las mamás nos comparten mediante nuestras redes sociales. (FacebookInstagram). En este segundo capítulo con la doctora Libia Segura, pediatra de la ciudad de Bogotá. Hablamos sobre cólico del lactante, que es un proceso común y habitual que no reviste gravedad, aunque siempre es positivo detectar sus síntomas y efectos.

Te invitamos a ver el video completo y compartirlo en tus redes sociales:

El cólico es un proceso común y habitual que no reviste gravedad y es un problema pasajero. Puede iniciarse hacia los 10-15 días de vida y persistir hasta los 3-4 meses, o incluso más. Sus manifestaciones son:

  • Llanto repentino, episódico, prolongado, de unas 2-3 horas de duración al día y 3 o más veces por semana.
  • Aumento de los ruidos intestinales.
  • Expulsión de gases.
  • Abdomen tenso.
  • Posición de los miembros inferiores sobre el abdomen.

Los factores implicados en su causa son múltiples:

Factores alimentarios: se analizarán según el niño tome leche artificial o materna.

Lactancia artificial: es decir, con fórmula láctea, se considera como causa importante, debido a una posible intolerancia a las proteínas de la leche de vaca. Los lactantes a los que se les administra fórmulas especiales, carentes de estas proteínas, mejoran sensiblemente sus molestias. Son productos en los que las proteínas de la leche han sido hidrolizadas, es decir, fraccionadas hasta formas más sencillas.

En casos de lactancia materna: también se presenta el cólico del lactante y se sospecha que el desencadenante puede estar relacionado con las proteínas de la leche de vaca ingeridas por la madre que llegan al bebé a través de la leche materna. Espasmos intestinales, fundamentados en niveles altos de una hormona (la motilina) al cargo de la motilidad intestinal.

Aquí compartimos algunas recomendaciones para los padres.

  • El cólico del lactante es un proceso normal, que es frecuente y que se resuelve gradualmente. Algunos niños se calman cogiéndoles en brazos, otros poniéndolos en la cuna, etc.
  • No interrumpir la lactancia materna.
  • Los baños de agua tibia o caliente pueden ser beneficiosos.

Cuéntanos en nuestra página de Facebook qué preguntas tienes o qué temas te gustaría que respondiéramos en los próximos videos. Recuerda siempre consultar con tu pediatra.