La introducción de los alimentos en el primer año de vida ya no sigue un orden riguroso como hacíamos hace unos años.

Las Sociedades Científicas nos dicen que no hay evidencia en retrasar la introducción de alimentos más alergénicos con el fin de disminuir el riesgo de alergia y que por ello se pueden introducir a partir de los 4-6 meses de vida.

También puedes leer: consejos para el cepillado de dientes de los niños pequeños

Desde los 4-6 hasta los 12 meses podemos introducir prácticamente todos los alimentos en el orden que queramos, pero hay que introducirlos de manera paulatina por grupos de alimentos y con intervalos de 4-6 días entre un grupo y otro para ir comprobando la tolerancia del niño.

Los alimentos que no se deben dar en menores de 12 meses son: azúcar, sal, frutos secos, pescado azul, alimentos con hueso (aceitunas, cerezas), alimentos muy duros sin ablandar previamente como las zanahorias, verduras de hoja verde ancha y leche de vaca como bebida (sí se pueden introducir alimentos que la contengan como yogures o galletas).

Artículo elaborado por la Dra. Anabel Cristina de la Torre

Publicidad-Nutriben-Crecimiento
Publicidad-Nutriben-Crecimiento