Nutribén Colombia

Escuela para madres – capítulo 5: alimentación complementaria

En Nutribén® Colombia continuamos con nuestra serie web de #EscuelaParaMadres donde resolvemos preguntas que las mamás nos comparten mediante nuestras redes sociales. (Facebook – Instagram). En este quinto capítulo hablamos sobre la alimentación complementaria con la doctora Libia Segura, pediatra de la ciudad de Bogotá.

Te invitamos a ver el video completo y compartirlo en tus redes sociales:

También puedes leer: ¿Cómo tratar la fiebre y el dolor en los bebés?

Qué es la alimentación complementaria?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la alimentación complementaria como “el acto de recibir alimentos sólidos o líquidos diferentes a la leche, durante el tiempo que el lactante está recibiendo leche materna o fórmula infantil”.

¿Cuándo iniciar la alimentación complementaria?

El inicio de los alimentos sólidos implica un período de transición entre la alimentación líquida (leche materna o fórmula infantil) y la alimentación característica del resto de la vida (principalmente sólida). Resulta un proceso complejo y gradual, que, entre otras cosas, requiere de un tiempo prudente para que los sistemas neuromuscular, renal, digestivo e inmunológico del niño adquieran la madurez necesaria. Las últimas recomendaciones de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (Espghan) (2008), la Sociedad Norteamericana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (Naspghan) y la Academia Americana de Pediatría (AAP) señalan que los lactantes estarían aptos para recibir alimentos diferentes a la leche entre las 16 y 27 semanas de vida. No obstante, se enfatiza en la importancia de la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de edad.

¿Qué tipo de alimentos se deben utilizar para la alimentación complementaria?

La principal razón por la que el bebé debe comenzar a comer alimentos diferentes a la leche, tal como ya se ha expresado, es de tipo nutricional. Las necesidades de energía, proteínas, vitaminas y minerales se incrementan a partir del sexto mes de vida, y, por esto, los alimentos seleccionados deben ser ricos en: calorías, proteínas, hierro, zinc, calcio, vitaminas A-C-D, entre otros. Los alimentos elegidos “complementarán” al alimento básico que continúa siendo la leche (al menos hasta el primer año de vida) y ayudarán con la cobertura de los requerimientos de los nutrientes. Se deben utilizar alimentos con un valor nutricional adecuado, de fácil digestión, poco voluminosos, frescos e higiénicamente elaborados.

 

Fuente consultada: Sociedad Colombiana de Pediatria

Mira aquí el artículo completo: Alimentación complementaria en el primer año de vida

 

Recuerda siempre consultar con tu pediatra sobre cualquier síntoma que identifiques en tu bebé. El pediatra es la persona idónea para tratar a tu bebé.

La leche materna es el mejor alimento para  el niño.

5 respuestas a “ESCUELA PARA MADRES: ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *