como evitar resfriados

7 consejos para evitar resfriados en los bebés

Protege a tus niños de las “maldades” del frío y evita resfriados con estos consejos:

1. Mantenerlos abrigados es esencial

Algunos papás y mamás somos demasiado precavidos y acostumbramos a ponerle mucha ropa para el frío al bebé. Si bien para evitar un resfriado es necesario abrigarlo bien no podemos olvidar que ellos también necesitan moverse.

Lo mejor es aplicar el “método de la cebollita”, es decir, vestir al bebé con varias prendas finas que permitan ir quitando la ropita en caso de que llegues a un lugar con temperatura alta o con calefacción. Si el pequeño empieza a sudar, el sudor se puede enfriar y entonces sí que hay muchas posibilidades de que aparezca un resfriado.

2. Cuidado con los cambios de temperatura

Así como a los adultos los cambios bruscos de temperatura pueden afectar directamente la salud. Si sales de paseo o a la calle con tu bebé ten muy presente  que el clima cambia según la hora y evita exponer a tu bebé al frio de las noches. Intenta salir con tu en horas y momentos que el clima no sea tan frío.

Además de la hora del día, ten en cuenta que los cambios de temperatura también se producen en casa (incluso de una habitación a otra) o en el carro, si tienes el aire encendido y luego abres una ventana puede ser una mala idea.

3. Vestido para la ocasión

Antes de salir a la calle hay que ir correctamente equipado: unos guantes, unos buenos zapatos, medias y un buen gorrito que le cubra las orejas. Ten cuidado con las bufandas porque pueden complicarle un poco los movimientos por lo que para evitar ahogamientos, mejor guardarlas en casa y esperar a que sea un poquito más grande para usarlas, pero no dejes de abrigarlo bien para que no reciba cambios de temperatura.

4. Para el baño

Después de un día de paseos o juegos, toca un baño relajante y calentito. Hay que tener cuidado con no excederse en el tiempo de baño porque puede atraer un resfriado. Con 10-15 minutos tu pequeño estará limpio y listo para dormir. La temperatura del agua debe estar a partir de 28ºC aproximadamente.

Recuerda que antes de llevarlo a la bañera debes preparar su pijama, toalla y manta, además recuerda dejarlos a la mano para que tan pronto termines el baño puedas secarlo y vestirlo. Si puedes calentar las prendas que le vas a poner un par de minutos antes será mucho mejor para el bebé. Entre menos tiempo pase el bebé sin ropa una vez sale de la bañera será mejor.

5. La alimentación

La alimentación juega un papel muy importante a la hora de frenar posibles virus y evitar resfriados. Lo primero que hacen los maliciosos gérmenes es atacar la piel, las mucosas y la flora intestinal. Esta última tiene que estar fuerte y preparada para enfrentarse al resfriado: las vitaminas A (verduras en su mayoría), la C (frutas) y D (pescado azul e importante, la luz del sol) tienen que estar presentes en la dieta de tu pequeño. Recuerda consultar qué alimentos se recomiendan según la edad de tu bebé para brindar la mejor alimentación.

También puedes leer: ¿Cuánto pese debe ganar mi bebe cada mes?

6. Amor incondicional

Está demostrado que el sistema inmune está relacionado con el estado de ánimo. Al igual que a los adultos, una etapa complicada, con algún altibajo puede terminar en una baja de nuestras defensas. En los más pequeños se puede traducir en la vuelta al jardín, cambio de ambiente o a veces ausencia de sus elementos favoritos como manta, juguete o compañero de sueño puede terminar en baja de defensas. Si tu pequeño se pone malito, unos mimos extras con grandes dosis de abrazos y caricias le reconfortarán para recuperarse más rápido y mejor.

7. Lavado de manos

Puede parecer un asunto menor pero es esencial. Unos 150 tipos distintos de gérmenes conviven en nuestras manos. Tocamos en todas partes y esos gérmenes se acumulan y se van transmitiendo. Ojo, porque con los besos pasa lo mismo.

Lavarse bien las manos es un punto fundamental para evitar resfriados y contagios. Es tan importante que la OMS lleva a cabo campañas de concienciación. El lavado de manos debe durar entre 40 y 60 segundos con suficiente jabón como para que cubra las palmas de las manos y también el espacio entre los dedos. Frotar bien, entrelazar los dedos y utilizar un cepillo de uñas.

Toda persona que entre en contacto con el bebé debe lavarse las manos para evitar que le pase los gérmenes o algún virus, recuerda que los bebés tienen defensas más bajas que un adulto.

 

 

Fuentes consultadas:

http://www.who.int/gpsc/5may/tools/es/

https://www.bebesymas.com/momentoschicco/como-prevenir-resfriados-en-los-mas-pequenos-de-la-casa

http://serpadres.com/ninos/prevenir-resfrios-en-ninos/43291/

http://www.crecerfeliz.es/El-bebe/Salud/Bebe-constipado